30 marzo, 2006

El Hombre Oscuro



El Gordito Optimista, cuyo nombre completo es "El-Gordito-Optimista- que-ve-todo-color-de-rosas-con-sus-ojos-celestes" (los amigos más íntimos le dicen "Gordo" solamente) sabe que de vez en cuando, cualquier día de la semana, de cualquier semana del mes, de casi todos los meses del año, el ser que habita en su interior tomará las riendas de su vida y entonces por uno o dos días él no será él; Él será EL HOMBRE OSCURO.
El Gordito Optimista conoce de su existencia, la tolera y hasta la aprecia. Con el tiempo llegaron a hacerse grandes amigos. No sabe a ciencia cierta desde cuando el Hombre Oscuro reside en él, pero a estas alturas ya sabe que se complementan bien. Su presencia no le resulta invasiva. El Hombre Oscuro, normalmente huraño y reservado prefiere quedarse casi todo el tiempo en su interior viendo pasar la vida como en tercera persona.
El cambio se da como sucede siempre. En determinado momento, sin regla fija, El Gordito Optimista empieza a pensar primero y a creer después que realmente nada en la vida tiene sentido. Este pensamiento no encaja en ningún lugar de sus parámetros para encarar la existencia. El solo pensar de que nada tiene sentido; ni la vida ni la muerte; ni la mujer que duerme a su lado; ni los amigos y ni siquiera el día soleado que está haciendo; esos pensamientos lo perturban profundamente, entonces se retira al interior y deja que El Hombre Oscuro se haga cargo. El sí sabe como manejar ese tipo de situaciones.
El Hombre oscuro es eminentemente práctico y pensante, muy poco o nada emocional, estricto en sus juicios y en sus consecuencias. Se viste de negro, jean y zapatones borcegos, al contrario del Gordito Optimista que prefiere los colores chillones, bermudas y ojotas y anteojos oscuros por supuesto. Pero comparten muchas cosas en común, será por el hecho de haber pasado tanto tiempo juntos. A ambos les atrae la lectura, pero mientras el Gordito Optimista lagrimea con “El Principito” o versos de Neruda y Benedetti, el Hombre Oscuro se deleita con “El Príncipe” de Maquiavelo o “El arte de la Guerra” de Sun Tzu, pero juntos leen a Dolina... También comparten un cierto gusto por las artes marciales y una especial predilección por las espadas. Pero mientras que el Gordito Optimista se preocupa bien poco por su figura, el Hombre Oscuro va al gimnasio 3 veces por semana, se corta el pelo cortito y le interesa verse bien.
Hoy, un día como tantos, el Hombre oscuro se hizo cargo. Puso en orden a la desordenada prole del Gordito Optimista y organizó su desorganizada casa, esposa incluida. Después llevó los chicos a la escuela (es oscuro pero responsable) y se comió un palito helado de limón (el Gordito hubiera pedido de crema) y pensaba en una cierta mujer palito y en su visión de la vida. También pensó en un par de maneras de asesinar al perro del vecino y estuvo en eso un largo rato. Planes que nunca realizará porque el Hombre Oscuro no es intrínsecamente violento sino más bien oscuro y rebuscado. Finalmente antes de volver al interior y devolverle su vida al Gordito Optimista pensó en que algún día iba a escribir un libro con sus más oscuros secretos. Tapa dura, negra, con letras doradas. El título sería simple “El Hombre Oscuro” y tendría hojas negras, también escrito con letras negras... Solo quien tuviera un ser oscuro interior podría leerlo... Desde ya fue conciente de que el libro sería un tremendo fiasco editorial, la gente con seres oscuros que la habitan no compra libros... los escribe.

14 comentarios:

noemi dijo...

Y con eso de que todos tenemos a nuestro hombre oscuro dentro..... nunca se sabe.

Vivi dijo...

No tengo palabras Piscuis. Acabo de conocer hace minutos a un hombre mostrando su lado oscuro. En este caso la cara buena era una fachada. Muchas veces lo es.

VIVI

El Piscuis dijo...

Noemí, no dije todos, dije algunos, y aún así, cada uno tiene su nivel de oscuridad, desde oscuros mañosos a oscuros muy perversos...

Viví, lo lamento mucho, espero que estés bien...

::: Isis ::: dijo...

Parece que todos tenemos una mezcla de los dos, depende de quien nos domine es como es nuestra vida... creo que mejor es ser el grodito optimista, aprovecha mas la vida.

Saludos.-

entre la luna y la cruz del sur dijo...

a mi me parece que el gordito oscuro no es tan oscuro jejeje...

El Piscuis dijo...

Si, Isis, es asì...


Luna hechicera,parece que lo conoces... No te fìes del gordito, es muy rufìan, jajaj

entre la luna y la cruz del sur dijo...

noooooooo, es buenito

Sir Faxx von Raven dijo...

¿y que hacemos los hombres oscuros que tenemos un gordito optimista adentro?

Reaño dijo...

hey Piscuis: gran texto.
vente con el hombre gordito y el hombre oscuro al bar. ¡te esperamos!

MaleNa dijo...

El hombre oscuro del corazòn, quizàs ciertas emociones lo hagan vibrar de manera diferente y asì por que sì comienza el arco iris.

Buen texto.

Dark Rusa dijo...

Version en femenino...marche unaaaaaaa!

Me puso triste..
me siento todo al mismo tiempo....y mi libro no venderia nadaaaaaaaaaaaa....
buaaaaaaa
Un abrazo

El Piscuis dijo...

Sir Faxx, sospecho que tu hombre gordito es esclavo sumiso dentro tuyo, atado con cadenas y no lo dejás salir ni a tomar sol, jajj


Reaño, si, se me hizo tarde pero voy...


Malena, el hombre oscuro tiene un alto sentido estétíco de la belleza y vibra por algunas cosas especiales.


Dark Rusa, gracias por pasar. Algunos libros deben ser escritos de todas maneras, es su destino...

Silvia O dijo...

me reconozco y reconozco al que está al lado mio...lo triste de los oscuros es que no se animan a mucho, se conforman con pequeños amores para seguir dandose la razón a si mismos de que nada diferente puede ocurrir, son su propia oscuridad...y hace doler

Anónimo dijo...

Best regards from NY!
Community emergency response teams backpack Mature tit fucking Musica latin Direct porn movie How to block pop ups in xp Free porn gallieries Trannys and men Free hardcore mature video Bootleg paris hilton sex tape Latina models slideshow Free xxx porn clip video merrill lynch latin america